El Síndrome de Dolor Miofascial

Comúnmente conocido como contractura, el Síndrome de Dolor Miofascial (SDM) es el conjunto de signos y síntomas producido por los Puntos Gatillo Miofasciales.

____

¿Y qué es un Punto Gatillo Miofascial?

_____

Un Punto Gatillo Miofascial (PGM) es un punto doloroso que se encuentra en una banda muscular tensa.

Son puntos «hipercontraídos» que no son capaces de relajarse.

Los PGM son dolorosos a la compresión y, en ocasiones, espontáneamente. Pero además pueden dar lugar a otros síntomas como debilidad y rigidez muscular, limitación del movimiento y alteraciones de la sensibilidad.

Es imprescindible que haya presentes PGM si hay contractura muscular. Por otro lado, si el músculo está completamente sano, no habrá presencia de PGM.

______

¿Por qué se produce una contractura?

O lo que es lo mismo… ¿cómo se activa un PGM?

_____

A continuación tienes una lista de las principales causas por las que nuestros músculos se contracturan, duelen y nos impiden hacer ciertos movimientos. ¿Te suena alguna de ellas por experiencia personal?

  • Sobrecarga muscular aguda
  • Sobrecarga muscular crónica
  • Traumatismo directo
  • Enfriamiento
  • Otros PGM
  • Disfunción visceral
  • Inflamación o disfunción articular
  • Radiculopatía
  • Estrés emocional

___

¿Cómo se resuelve el Síndrome de Dolor Miofascial?

:

El primer aspecto y el más importante a la hora de resolver un SDM es el diagnóstico de los PGM involucrados en la sintomatología del paciente.

Pero un correcto diagnóstico no se limita a identificarlos, sino también a establecer la relación existente entre ellos, la evolución de su historia clínica desde la primera activación y la causa que justifica todo el cuadro clínico actual y pasado.

En este momento, es la pericia diagnóstica del fisio la que cobra protagonismo ya que el éxito del tratamiento depende totalmente de este primer paso.

Una vez completado este paso, el tratamiento puede ser conservador o invasivo; es decir, manual/instrumental o con punción seca intramuscular.

El criterio de elección depende ya de las características y necesidades individuales de cada paciente, teniendo la fisioterapia hoy en día herramientas suficientes para abordarlo con éxito.